Durante su exposición en la tercera sesión de Conversatorio Judicial, el ministro Juan Opazo recalcó la necesidad de “buscar soluciones prácticas que -en el breve plazo- permitan descongestionar y aliviar la crisis” que se vive en los tribunales producto de la acumulación de causas en un escenario de pandemia.

Por Andrea González Schmessane, En Estrado

“El Proceso Penal en nuestro país se ha ido adaptando a la realidad social y hoy tenemos una que no es de dos o tres meses, es para largo”, dijo categórico el Presidente de la Corte de Apelaciones de Antofagasta, ministro Juan Opazo, aludiendo a la nueva forma de operar de los tribunales a través de videoconferencia, debido a la crisis sanitaria que se vive en el país producto de la pandemia.

“La crisis que se va a generar si no avanzamos, va a ser insostenible e inabordable, y va a causar un problema social más grave”, agregó el magistrado, durante su exposición el pasado sábado 15 de agosto, en la tercera sesión de Conversatorio Judicial, Radiografía Judicial al Proceso Penal, que dirige la jueza del Sexto Juzgado de garantía, Vania Boutaud.

En la instancia, Opazo abordó la congestión de causas que por estos días ha experimentado el Sistema Judicial, mencionando que “hay que buscar soluciones prácticas que -en el breve plazo- permitan descongestionar y aliviar la crisis” y apuntó a “la herramienta de procedimientos abreviados en términos globales”

“Considerando la normativa expresa que contiene nuestra legislación, y cómo se ha hecho en muchos tribunales, interpretando la normativa se puede llegar a soluciones bastante adecuadas”, agregó el ministro, reiterando que “como país hay que darle una mayor fuerza al procedimiento abreviado y ampliar las posibilidades, porque de lo contrario, nos vamos a quedar en una crisis mayor -desde un punto de vista judicial- una vez que termine esta crisis sanitaria”, insistió.

“Las crisis dan oportunidades, hay que buscar soluciones prácticas y el procedimiento abreviado -sin duda- que nos va a llevar a aquello”, profundizó Opazo, e instó –en la misma línea- a debatir sobre otro tema que preocupa y que tiene relación con infracciones al artículo 318 “por toque de queda y cuarentena”.

“Son importante, pero si llevamos esto a una solución penal, vamos a tener una crisis igual, ahora en Tribunales de Garantía, porque si el Ministerio Público, como lo está haciendo hasta el momento, empieza a presentar requerimientos por todas las causas, sin ningún análisis previo en qué casos sigue y en qué casos no –y pensando que hay jueces que estiman que no hay delito y otros sí- (…) vamos a tener una crisis en Juzgados de Garantía y ahí sí que no vale la pena dar la pelea. El principio de oportunidad recobra vigor y por eso debiera -sin lugar a dudas- tomarse de una manera distinta. De no ser así, la crisis sanitaria nos va a dejar con una crisis jurídica que va a ser muy difícil de abordar”, puntualizó el magistrado.+

Fuente: En Estrado.com